Roberto Rosenzvaig

Terapia de pareja y terapias sexuales

individuales o conjuntas.

Mi visión de la terapia


Los problemas, entonces, son parte de la existencia como lo son las soluciones, sin embargo ellas no están siempre al alcance de la mano, de modo que al carecer de una respuesta oportuna y adecuada el problema se transforma en un conflicto donde la confrontación y la falta de flexibilidad del sujeto o de las partes involucradas agrava la situación inicial desembocando en una crisis. Este concepto puede aplicarse a muy distintas circunstancias pero en todas hay un elemento común, la situación de riesgo o peligro.


Es un proceso en el que se ponen en juego todas las herramientas que la sociedad y el sujeto disponen para enfrentar un problema, sin embargo la conciencia de que estas herramientas ya no resultan eficaces no es automática, por lo que se produce un escenario caracterizado por la ambigüedad y la confusión, que debe ser entendido y aceptado, para dar paso posteriormente a una reorganización y la adopción de nuevas estrategias.


Como terapeuta me he especializado en el trabajo frente a las situaciones de crisis de la persona o la pareja. Especialmente las que se relacionan con los problemas de la vida sexual y el placer.


El tipo de psicoterapia que desarrollo es focalizada y breve, orientada pragmáticamente a la resolución de problemas. Elijo este camino porque creo que las circunstancias presentes en la consulta requieren modificaciones en el corto plazo.


En este sentido una terapia (tal como yo la entiendo) debe acordar con los pacientes la definición de 

aquellos objetivos concretos que mostrarán el progreso del tratamiento o lo contrario.


Al acordar objetivos se determinan los espacios de trabajo y el tiempo requerido para lograrlos, creo que la variable tiempo es fundamental, porque lo que no cambia a corto plazo no lo hará en el largo.


Toda terapia exitosa debe modificar las situaciones conflictivas, las interacciones disfuncionales o los síntomas de un trastorno, y cuando eso sucede debe ser percibido manifiestamente en un cambio en los comportamientos, en los puntos de vista del consultante respecto a las razones de su malestar o en los modos de resolver el conflicto.


Dicho en otras palabras: el desafío consiste en ayudar a los pacientes a construir o recuperar las herramientas válidas para sus cambios. 

Me llamo Roberto Rosenzvaig, las ideas que siguen representan mi manera de entender la terapia. Esto es relevante porque cuando alguien decide realizar una consulta debe saber que piensa y como actúa el terapeuta que elige. No es un acto banal -sino todo lo contrario- el hecho de depositar la confianza y las naturales expectativas de cambio en un perfecto desconocido hasta ese momento. Es por esto que pienso que los terapeutas tenemos la obligación de transparentar quienes somos y como pensamos.


Es evidente que todas las personas (sin excepciones) a lo largo de nuestra vida, pasamos por circunstancias que generan problemas o conflictos. Cada etapa vital se supera a través de una serie de desafíos evolutivos que nunca son los mismos. De algún modo se representan como nudos que deben ser deshechos para avanzar. O por el contrario cuando se aprietan, dificultan la resolución.

Artículos

Conflictos en las relaciones de pareja

Si bien las discusiones, desacuerdos y confrontaciones en una pareja son parte de la convivencia, el problema surge ante la reiteración de los mismos. cuanto menos relevantes sean los motivos del conflicto, más serios serán en términos de oposición, porque si no se pueden solucionar detalles mínimos, qué pensar acerca de los verdaderamente relevantes.

Terapia de pareja, ¿qué es y para qué sirve?

Hay frases típicas de los libros de auto ayuda para parejas como la tan remanida “busquen el re-encantamiento ”

Mala manera de iniciar un proceso de cambio, porque remite a un pasado en el cual los vínculos podrían ser intensos y espontáneos, pero ya no lo son en el presente.

Principales problemas sexuales masculinos

Los problemas sexuales masculinos no han cambiado demasiado con el paso del tiempo, con la clara excepción de la falta de deseo que parecía una dificultad tematizada principalmente por las mujeres. No es que ha desaparecido como motivo de consulta, pero hoy se ha acrecentado de manera particular este problema en los varones.

Cuándo recurrir a una terapia de pareja

Casi el 40 por ciento de las consultas psicológicas y psiquiátricas involucran conflictos de pareja.

Si es un problema tan extendido es necesario considerar los factores que han incidido en la crisis presente y el período desde el que se ha gestado.

Especialidades

Adicciones sexuales

Falta de deseo

Inhibición del placer erótico

Infidelidad

Eyaculación precoz

Disfunción eréctil

Dificultades en la realización sexual en pareja

RobertoRosenzvaig.cl I Políticas de Privacidad